X

Los viajes de James Cook (1728-1779)

Los extraordinarios logros de James Cook (1728-1779) en sus tres viajes realizados en los barcos Endeavour, Resolution, Adventure y Discovery dejaron a sus sucesores un gran legado geográfico del océano Pacífico. Cook fue un ilustrado, con conocimientos de matemáticas, astronomía, geografía, medicina, y como no podía ser menos, un gran navegante.

La batalla de Quebec

Hijo de un trabajador de Yorkshire, se inició en la navegación trabajando para pequeños comerciantes costeros al este de Inglaterra. Se alistó en la marina británica en 1755 dónde se hizo un nombre en la guerra franco-india en Canadá, episodio norteamericano de la guerra de los siete años (1756-1763), al marcar una ruta para remontar el rio San Lorenzo, especialmente por el peligroso canal de acceso conocido como The Traverse, contribuyendo a la captura de la ciudad de Quebec en 1759 por las fuerzas inglesas.

Posteriormente trazó la costa de Terranova. Elegido para comandar el Endeavour en 1768, aunque como suboficial, bajo el rango de capitán, Cook, aprovechando sus dotes de medicina, fue el primer capitán de navío en eliminar el escorbuto de su tripulación, añadiendo chucrut, col agria fuente de vitaminas y minerales, a la dieta de los marineros.

Las expediciones a los mares del sur

Para navegar, los contemporáneos de Cook, requerían tomar observaciones precisas del tránsito de Venus. Las observaciones de Venus en relación a la salida del Sol, en distintos puntos de la tierra, darían predicciones precisas de la posición de los planetas, vitales para la navegación en el mar. Intentando determinar una carta de navegación medible y precisa, Cook, fue enviado a terra australis incognita (actual Oceanía) en una misión de parte de la marina británica.

Para no alarmar a los franceses y españoles, el almirantazgo británico afirmó que el primer viaje de Cook (1768-1771) era una expedición científica para tomar las medidas de la posición de Venus respecto a la salida del Sol. Su verdadero propósito, sin embargo, era explorar la región, más allá de las posesiones españolas en el Pacífico y encontrar la denominada terra australis incognita.

En su viaje, se dirigió al Pacífico, pasando tres meses realizando mapas en Tahití (descubierta por el navegante español Pedro Fernández de Quirós en 1606), y otorgándola a nombre del rey Jorge III de Inglaterra.

Posteriormente, navegó hacia el oeste y pasó seis meses explorando y mapeando Nueva Zelanda y toda la costa este de Australia, dañando levemente su navío el Endeavour, en la Gran Barrera de Coral y obligándole a volver a Inglaterra.

Nueve meses después de regresar a Inglaterra, y mostrando el éxito conseguido al encontrar islas no ocupadas por los españoles, Cook se embarcó en su segunda expedición (1772-1775), con los barcos Resolution y Adventure, con el objetivo de resolver definitivamente el encuentro de la terra australis incognita. Navegó por los mares del sur del globo, convirtiéndose en el primero en cruzar el Círculo Antártico y volver para contarlo.

En 1773, John Harrison ganó la recompensa de 20.000 libras ofrecida por la reina Ana en 1717 «para la persona o personas que descubran como medir la Longitud en el Mar». Harrison lo ganó con el primer cronómetro marino (1759), que acompañó a Cook en su segundo y tercer viaje. También acompañó a Cook en estos viajes Omai, un nativo de Tahití que navegó a Inglaterra con Cook en 1774.

En 1776, Cook partió de Inglaterra para realizar un tercer viaje, supuestamente para repatriar a Omai, pero realmente con el objetivo de encontrar un paso al noroeste desde el Pacífico al Atlántico. Rodeó el Cabo de Buena Esperanza y se dirigió al este a Nueva Zelanda, Tonga y Tahití. Luego volvió hacia el norte, descubriendo Kauai en lo que ahora se conoce como las Islas Hawaianas el 18 de enero de 1778. Después de dos semanas en Hawái, Cook continuó hacia el norte a través de la costa oeste de Norteamérica, pero fue obligado a retroceder por el hielo del Estrecho de Bering.

Con la llegada del invierno, volvió a las aguas hawaianas y localizó las dos islas más grandes del archipiélago: Maui y Hawái. El 14 de febrero de 1779, en una corta e inesperada escaramuza con los hawaianos, Cook fue asesinado.

Hoy en día sigue siendo uno de los grandes exploradores del Pacífico. Había disipado la hipótesis de un continente desconocido, y sus exploraciones iniciaron la era británica en los Mares del Sur.

Citación

Si utilizas este artículo, cita la fuente. Te propongo esta citación:
Cubeiro, Dídac. “Los viajes de James Cook (1728-1779)” en SurcandolosMaresdelSur.com, 2017.

Resumen
Título del artículo
Los viajes de James Cook (1728-1779)
Descripción
Los extraordinarios logros de James Cook (1728-1779) en sus tres viajes realizados en los barcos Endeavour, Resolution, Adventure y Discovery dejaron a sus sucesores un gran legado geográfico del océano Pacífico. Cook fue un ilustrado, con conocimientos de matemáticas, astronomía, geografía, medicina, y como no podía ser menos, un gran navegante.
Autor
Nombre del editor
Dídac Cubeiro
Logo del editor
Categorías: Imperio Británico
Etiquetas: Expediciones

Esta web usa cookies