X

La Compañía Británica de las Indias Orientales

El negocio de las Indias Orientales

La Compañía Británica de las Indias Orientales comenzó como un grupo de marineros y aventureros en 1600 que se propuso importar especias, té y artículos exóticos a Europa desde la India a partir de una concesión otorgada por la Reina Elisabeth, mediante la cual consigue el monopolio del comercio inglés en Asia.

Durante los siglos XVI y XVII este grupo de comerciantes habían establecido centros comerciales en todo el mundo, expulsado a los reyes y príncipes del poder, y convirtieron a la Compañía en una empresa y un mecanismo a través del cual Gran Bretaña controlaba su imperio.

A menudo se ha discutido si el poder de la Compañía Británica de las Indias Orientales proviene de su propio dominio económico y comercial o si bien, proviene de la protección que le confería a sus rutas la Royal Navy inglesa. La marina británica creó un escenario potencial para que se enriquecieran un grupo de empresarios privados, a pesar del Rey y con el beneplácito del Parlamento de Westminster.

Pero, ¿de dónde consiguió la Royal Navy el dinero para construir los barcos? La marina británica creció para asegurar la dominación naval y fue financiada por el Banco de Inglaterra.

El Banco de Inglaterra y la campaña de las Indias

El Banco de Inglaterra fue fundado como un método de financiación de Gran Bretaña ante sus guerras con Francia. Sin embargo, ¿porqué se empeñó Inglaterra en entrar en guerra con Francia?

La principal razón era el control del comercio.

En el período que podríamos llamar el largo siglo XVIII, entre los años 1688 y 1815, a veces referido como «la segunda guerra de los cien años» se puede considerar como una lucha continua entre Francia y Gran Bretaña por el control de las rutas comerciales globales y la supremacia global.

India fue una de las partes clave de ese conflicto, enfrentado a la Compañía Francesa de las Indias Orientales (con sede en Pondicherry y liderada por Joseph Dupleix) contra su rival británica. Ambas buscaron el mismo objetivo: sustraer toda la riqueza posible del decadente imperio mogol indio. Y la que consiguió un botín más suculento fue la Compañía Británica de las Indias Orientales.

En el año 1757 la Compañía Británica de las Indias Orientales comienza a gobernar en la zona norte de la India. Ganaron gracias a un mejor liderazgo y a el mayor apoyo estatal en el mar. Además Inglaterra era infinitamente más capaz que Francia en financiar confabulaciones militares gracias a los fondos procedentes del Banco de Inglaterra. Al fin y al cabo, esa era su misión principal. Desde ese momento, Inglaterra irá al frente en proyectos que requieran grandes inversiones de capital, como la construcción naval, la creación de puertos comerciales, la construcción de ferrocarriles, infraestructuras, etc.

India fue la principal fuente de ingresos de la Compañía hasta la revuelta de Meerut en 1857, cuando la guarnición se amotinó en el episodio que se conoce como la primera guerra de independencia india.

Después de la revuelta de 1857, en Bengala, la Compañía Británica de las Indias Orientales fue desmantelada y reemplazada por la Oficina de la India en Londres, situada en Westminster, en el actual emplazamiento del Foreign and Commonwealth Office. Durante años la compañía permaneció inactiva, fue nacionalizada y quedando su marca como un nombre comercial en la distribución de café y té.

Citación

Si utilizas este artículo, cita la fuente. Te propongo esta citación:
Cubeiro, Dídac. “La Compañía Británica de las Indias Orientales” en SurcandolosMaresdelSur.com, 2017.

Resumen
Título del artículo
La Compañía Británica de las Indias Orientales
Descripción
La Compañía Británica de las Indias Orientales comenzó como un grupo de marineros y aventureros en 1600 que se propuso importar especias, té y artículos exóticos a Europa desde la India a partir de una concesión otorgada por la Reina Elisabeth, mediante la cual consigue el monopolio del comercio inglés en Asia.
Autor
Nombre del editor
Dídac Cubeiro
Logo del editor
Categorías: Imperio Británico

Esta web usa cookies