X

Gomez Pérez das Mariñas

Gómez Pérez das Mariñas nació en Betanzos, capital das Mariñas, en la actual provincia de A Coruña, en 1539, aunque en aquel momento era la capital de una de las siete provincias que formaban el Reino de Galicia. En 1589, y en recompensa a sus servicios, recibe del Rey el nombramiento de caballero de la Orden de Santiago y el de Capitán General de las Islas Filipinas, a donde no llegará hasta mayo de 1590:

«…En Marzo de 1590 salieron de Veracruz los navios La Capitana y la Almiranta con rumbo a Filipinas. En Mayo hallándose ya en el archipiélago sufrieron un recio temporal. La Almiranta perdió los mástiles yéndose á pique en las costas de Mandurique y la Capitana llegó al puerto de Cavite. Venía á su bordo D. Gómez Pérez Dasmariñas natural de Galicia, Caballero del hábito de Santiago, corregidor que había sido de Murcia y Cartagena, electo después de Logroño, y por último Gobernador nombrado por S. M. para estas Islas, con el sueldo de diez mil ducados anuales. Seguíanle un hijo de mayor edad, dos jesuítas, y cuatrocientos hombres de guerra…»

Fuente: Felipe M. de Govantes, Manila, Imprenta del Colegio de Santo Tomás a cargo de Don G. Memije, 1877, Compendio de la Historia de Filipinas, página 81

En Manila, reorganizó las fuerzas armadas, amuralló la ciudad y construyó el Fuerte de Santiago para mantener un destacamente permanente para la defensa de la ciudad. En Manila inició las obras de la Catedral, embelleció la plaza central y las calles principales y fundó la ciudad de Dasmariñas a las afueras de Manila.

A nivel diplomático estableció relaciones con Japón (Faranda) y con su emperador Tokugawa (Taicosama):

«…A fines de 1591, se presentó á Dasmariñas un embajador de aquel imperio llamado Faranda, que había recibido hacía pocos años el bautismo con el nombre de Pablo, negando después la                fe de Jesucristo. Traía poderes para afirmar sólidamente los pactos de comercio ya observados en la práctica, bajo la condición de que los habitantes de estas Islas reconociesen como Señor              al emperador Taicosama…» «…Faranda, con tanta ambición como sagacidad, le había prometido realizar semejante proyecto asegurándole incalculables riquezas si le otorgaba sus                                credenciales. Una vez poseídas y frente á Dasmariñas estuvo menos esplícito en el segundo que en el primero de los objetos de su venida, si bien dejó entrever las altas miras de Taicosama.                Dasmariñas, prescindiendo de las inclinaciones relativas al vasallaje, celebró los pactos de comercio con Faranda y envió en su compañía al dominico Fr. Juan Cobo y al capitán Lope de                      Llanos con cartas, instrucciones y un presente para Taicosama de doce espadas y doce dagas lujosamente guarnecidas….»

Fuente: Felipe M. de Govantes, Manila, Imprenta del Colegio de Santo Tomás a cargo de Don G. Memije, 1877, Compendio de la Historia de Filipinas, página 86

En 1582 y 1584 dos expediciones españolas habían fracasado en su intento de capturar el fuerte de Ternate situado en las Islas Molucas o islas de las especias, controladas por Portugal. Dasmariñas planeó en secreto una nueva expedición, que llevó a cabo en 1593. Durante la travesía sufrió un motín por parte de los remeros chinos que se apoderaron de la nave y le diron muerte. Huyeron hacia China aunque acabaron desmbarcando en Conchinchina y fueron apresados y devueltos primero a Malaca y luego a Manila dónde fueron juzgados. Su hijo, Luís Das Mariñas fue nombrado nuevo gobernador de Filipinas.

Testamento del Gobernador das Mariñas

En la ciudad de Manila, el 30 de Septiembre de 1592:

Testamento de Gomez Pérez das Mariñas y Ribadeneira, Gobernador y Capitan General de las Islas Filipinas, con anterioridad Corregidor de León y de Cartagena, como también Capitan General, Justicia Mayor y Adelantado de Murcia,

“So cuya dispusición falleçió”.
(Archivo del Reino de Galicia. Real Audiencia. Legajo 26.657-15)

“En el nonbre de Dios Todo Poderoso, Padre, hijo y espíritu santo, tres perssonas y una exsençia Dibina, y de la gloriosysima sienpre birgen nuestra señora Santa Maria su bendita madre, y del bienabenturado apostol Santiago y todos los Santos e santas de la Corte Celestial, yo Gomez Perez das Mariñas, Caballero professo de la horden de Santiago, Gobernador e Capitan General que soi al presente por el Rey Don Phelipe nuestro Señor de las Yslas Felipinas, considerando como hes manyfiesto que en pena de la publica culpa le hestableze la muerte de los honbres y ninguna deuda ser mas natural que esta y la mas cierta que tenemos, pues Jesucristo nuestro senor Dios y honbre berdadero por Redimirnos la quiso rrescevir en el Santo arbol de la cruz e como por esto abemos de ser untados quando a El le plugiere y que ante su divina magestad sera cada uno juzgado segun sus obras porque solas estas hiran con nosotros y mirando quan malas an sido en quebrantamyento de sus Santos mandamyentos y de los de su yglesia católica e quan apartadas de la dotrina y exenplo de su santisima bida que el Evanxelio nos muestra sin aberle serbido los muchos e grandes benefiçios que del rreszibí no merescyendo el menor dellos, con mucha rrazon debo temer y perder los sentidos pensando en la estrecha quenta que me será demandada en el alto tribunal del más alto y supremo juiçio y sobre de todo a quien son manyfiestas todas las cosas mas ocultas de nuestros coraçones y quan mala la puede dar hesta anima que en my crio e por su santa pasion rredimio

creyendo que aunque mis culpas sean tan grandes su misiricordia hes ynfinyta y por ella bino a llamar y rredimir pecadores no permytir que se pierda su obra por mi maldad y deseando endereçarme al camyno verdadero y bida eterna que es el mysmo Dios nuestro señor y entendiendo que para ello hes cosa no solo conbenyente sino muy neszessaria disponer de lo que El en este mundo me encomendó, que fue muy mucho mas de lo que yo le meresci, y dexandolo en la horden de proceder e conçierto que pudiere así en la rrestitucion y satisfacion y paga de los cargos en que yo soy que por mi culpa no hes cunplido como debiera y en otras Obras Pias como en probecho y declarar la subcesion de mys hijos e hijas e casa y hacienda por hende ynbocando la gracia del Hespiritu Santo ago y hordeno este mi testamento y ultima boluntad, por el qual quiero que sepan todos los que lo bieren y oyeren, como yo estando sano

a Dios graçias de my cuerpo y de mi boluntad y libre entendimiento, creyendo como creo firmemente en la fee Católica y confesandola como la Santa yglesia catolica de Roma la tiene e confyessa predica y se contiene en el credo que hiçieron los Santos Apostoles y en el que la yglesia canta y en los siete Sacramentos della por la qual fee Cristo a parecido para morir en ella e por ella y espero salbarme y asy lo protesto desde agora para el articulo postrimero de bibir y morir en esta santa fee, syn la qual ninguno puede ser salbo y con esta protestaçion e firme preposito entiendo de bibir y morir como tengo dicho, y si el enemigo de la umana naturaleza y de nuestra Santa e Catolica rreligion en el articulo de la muerte o en otro qualquier tienpo contra lo susodicho algun mal pensamyento a mi juiçio traxere, desde agora lo doy por ninguno y si alguna pálabra en ofensa de lo que ansi tengo declarado dixere, digo desde agora para entonzes que es en sy ninguna y fuera de toda my boluntad y que no estoi siendo este en el juiçio que debo antes desde agora ofrezco mi anima a la Santisima Trinidad Padre e Hijo y Espiritu Santo tres perssonas y un solo Dios verdadero, que hes el que la crio rredimio y alunbro por su dibina clemençia la quiera colocar en su rreino y por los meritos de su Santísima Pasyon le plega poner entre su justo juyzio y ella a su gloriosysima madre y sienpre birgen Santa María señora nuestra, a quien suplico que pues hes la verdadera y mayor abogada de los pecadores e por su santa fe rrescebida por madre del mas alto hijo que ynterçeda por mi, ponyendo antel alguno de los sus ynfinitos meritos para que yo no sea jusgado por mis grabes culpas y encomyende a los bienabenturados angeles con el arcangel San Miguel y a los Santos Patriarcas y Proffetas con el Santisymo San Joan Baptista y a los apostoles San Pedro e San Pablo principes de la yglesia y a los gloriosos San Joan Ebanxelista y Santiago y a todos los otros Santos martires y confesores y birgines amén.

Citación

Si utilizas este artículo, cita la fuente. Te propongo esta citación:
Cubeiro, Dídac. «Gómez Pérez das Mariñas» en SurcandolosMaresdelSur.com, 2017.

Resumen
Título del artículo
Gomez Pérez das Mariñas
Descripción
Gómez Pérez das Mariñas nació en Betanzos, capital das Mariñas, en la actual provincia de A Coruña, en 1539, aunque en aquel momento era la capital de una de las siete provincias que formaban el Reino de Galicia. En 1589, y en recompensa a sus servicios, recibe del Rey el nombramiento de caballero de la Orden de Santiago y el de Capitán General de las Islas Filipinas, a donde no llegará hasta mayo de 1590.
Autor
Nombre del editor
Dídac Cubeiro
Logo del editor
Categorías: Imperio Español

Esta web usa cookies