X

Goa: la puerta india a Occidente

La Goa portuguesa y el Imperio mogol surgieron en la India casi al mismo tiempo. La formación del Imperio Mogol tomó algo más de tiempo, y necesitó de la ayuda del Safavid en Irán, para determinar sus fronteras y estabilizar su dominio, que podemos fechar durante el reinado de Akbar alrededor del año 1550. Su hijo, el príncipe Salim, acabaría coronandose como emperador tomando el nombre de Jahangir en el año 1605.

Tanto Akbar como Jahangir consideraban a Goa un enclave especial, una puerta por dónde aparecían un sinfin de curiosidades, siendo una fuente de maravillas y de novedades extrañas. Ambos enviaron y recibieron embajadas a Goa para acercarse a estos nuevos conocimientos. Akbar y Jahangir colmarán sus palacios y tesoros en Agra, Fathpur Sikri y Delhi con objetos y personal traídos desde Goa. Los dos emperadores se maravillaron por las nuevas piedras preciosas, plantas y animales que los portugueses trajeron de África y América: esmeraldas, pavos reales, monos, piñas y tabaco en particular. Ambos asimilarán la experiencia y tecnología europea que se mostraba en Goa: cortadores de piedras, ingenieros, arquitectos, herreros y todo tipo de artesanos.

Akbar envió dos embajadas con docenas de artesanos que resididieron en Goa como aprendices hasta que llegaron a dominar los nuevos oficios. En el plano cultural, los emperadores mogol se sintieron atraídos por los instrumentos y la música portuguesa así como por la persectiva y la cartografía. Una de las primeras adquisiciones de Akbar en Goa fue un órgano. Akbar y Jahangir intentaron dominar el arte de la perspectiva recolectando grabados y pinturas. Ambos establecieron talleres para capacitar a los pintores de corte en las nuevas técnicas que los portugueses tenían que ofrecer. El joven príncipe Salim montó su propio taller antes de ser coronado y se sintió abrumado por el realismo de las imágenes religiosas portuguesas de Jesucristo, la Virgen María y los apóstoles.

Cuando Salim se convirtió en el Emperador Jahangir, sus pintores se aseguraron de incorporar todas las convenciones europeas de lo sagrado para representarle en el nuevo cargo: ángeles, halos y referencias marianas solares y lunares. Los álbumes de los trabajos pictoricos realizados durante su vida, tanto en su etapa inicial de príncipe como la posterior como emperador (la muraqqa o álbum recopilatorio de miniaturas y caligrafia islámica) recogían copias de los grabados occidentales de la época interpretados por los artistas locales mogoles encargados de incorporar y transformar todo este arte religioso europeo en un nuevo simbolismo imperial.

También había mujeres en sus talleres: Nadira Banu, Ruqaya Banu, Sahifa Banu y Nini, todas hijas de Mir Taqi. Tanto Akbar como Jahangur invitaron a los jesuitas a su corte para facilitar la transferencia del conocimiento: música, perspectiva, teología, grabado, cosmografía. Los jesuitas de Goa se relacionaron activamente con la corte mogol durante unos 150 años.

Fuente: J.C. Esguerra, Texas University, Austin, USA

Resumen
Título del artículo
Goa: la puerta india a Occidente
Descripción
La Goa portuguesa y el Imperio mogol surgieron en la India casi al mismo tiempo. La formación del Imperio Mogol tomó algo más de tiempo, y necesitó de la ayuda del Safavid en Irán, para determinar sus fronteras y estabilizar su dominio.
Autor
Nombre del editor
Dídac Cubeiro
Logo del editor
Categorías: Imperio Portugués

Esta web usa cookies